La Bodega

LA AGRICULTURA ORGÁNICA NO ES NUEVA PARA LA FAMILIA PARRA

¿Cómo conseguir llegar a ser la mayor bodega orgánica en Europa en tan sólo 20 años? La respuesta es sencilla: Apostar por la agricultura orgánica antes de que se convirtiera en una moda.

Puede parecer difícil de creer, pero en 1993, cuando los hermanos, Francisco, Javier y Luis Parra fundaron Parra Family Organic, la idea de la certificación orgánica era una idea pionera. Pero, los hermanos decidieron que era necesario dar el paso a la agricultura orgánica, dada su larga historia de sostenibilidad con el medio ambiente.

Francisco Parra dice:

La certificación orgánica fue encasillada como una excentricidad cuando empezamos. Cuando explicabamos lo que planeábamos hacer a la gente de por aquí se mostraron reacios. Pero para nosotros, cada día nuestras ideas cobraban más sentido. Nuestra familia siempre ha cultivado en La Mancha. Algunos de nosotros contaban con ovejas. Un tío, incluso, tenía una viña. Y la forma en que siempre trabajamos nuestra tierra era la manera tradicional, libre de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos”.

Por lo tanto, ellos hicieron las cosas como siempre les habían enseñado y el mundo empezó a tomar constancia de ello. Hoy los vinos orgánicos de la Familia Parra son 100% cetificados y los hermanos Parra son los mayores productores de vinos ecológicos en Europa. Muchas bodegas persiguen este objetivo, pero para la familia Parra no es algo especial. “Algunas personas lo llaman agricultura ecológica”, dice Francisco, “para nosotros es sólo una continuación de lo que nuestra familia siempre ha hecho.”

term life insurance Ecobiz Theme